Senda de las Cinco Villas. Una senda con historia y paisaje

S. 5 VILLAS. Una senda con historia y paisaje*

Por Joaquín Losada. Presidente de ASENDA.

El pasado sábado los senderistas estuvimos en el Barranco de las Cinco Villas con la ilusión puesta en recorrer a pie la senda circular PR – AV 49 que discurre por los cinco municipios. En esta senda  se puede optar por  cualquier localidad como punto de partida de la marcha. Todas tienen su panel explicativo a su inicio. Recomendamos y más tarde os diremos la causa que la salida sea desde la villa de Mombeltrán (1200 habitantes). Villa histórica señorial con el castillo de los Duques de Alburquerque, rollo, iglesia de San Juan Bautista y el hospital de San Andrés como monumentos más destacables. Arrancaremos de la plaza de la Corredera saliendo, al fondo, por la que se conoce como la “Puerta de la Villa” con dirección al municipio de Santa Cruz del Valle. Nos separan 2.6 km. Bajamos y como a unos quinientos metros nos encontraremos en el cordel de ganados, la Cañada Real Leonesa Occidental. Cruzamos el puente de los Sequeros y nos hallaremos frente a tres caminos, tomamos justo el del frente que va recto; a la izquierda, dejamos unas ruinas de lo que era el antiguo convento de Nuestra Sra. de la Torre. El camino se va estrechando hasta pasar a una parte  empedrada. Cuidado, porque es ascendente y hay que tomárselo con calma. A destacar los fresnos y el verdor de los prados circundantes. Salimos a un tramo de la carretera local que une Mombeltrán con Sta. Cruz. Vamos subiendo carretera arriba, -ojo con precaución por los coches que pasan-, alrededor de unos cuatrocientos metros, por el lado izquierdo hasta encontrarnos con una baliza indicadora, a la derecha. Ascendemos por el estrecho camino, llevándonos a uno de más anchura, que lo seguiremos hasta llegar a Sta. Cruz del Valle (444 habitantes). Andamos por la calle Iglesia que pasa por el rollo jurisdiccional, la ermita de San José y la iglesia de la Exaltación (siglo XVI) hasta llegar a la Plaza de la Constitución, destacando la Casa del Reloj, hoy museo de arte contemporáneo y la fuente del Tajón.

pastedGraphic.png

Casa del Reloj (Sta. Cruz del Valle).

Dejamos la plaza dirigiéndonos por la calle Estrecha y tomando un pasadizo entramos en la calle Real. Seguimos por esta hasta llegar a la plaza de La Soledad y por su parte más alta salimos a una carretera forestal (al collado de la Solana). Pasados unos cien metros tomaremos, a la derecha, un estrecho sendero. En este punto existe un panel con mapa y características técnicas del tramo. Gozaremos a nuestro paso observando olivares, viñedos, pinar y algún que otro castaño. Llegamos a la almazara de San Esteban del Valle, seguimos por la izquierda hasta llegar a la carretera local que nos adentra en pueblo. No muy lejos podemos sin alejarnos de la senda subir al mirador de la Ermita de San Andrés. Se dice que este mirador es el mejor de los del Barranco. De nuevo en la senda, divisamos al fondo San Esteban del Valle (850 habitantes).

pastedGraphic_1.png

Rollo (S. Esteban del Valle).

Ni que decir tiene que lo interesante del trazado de la senda en que te permite realizar paradas en los distintos municipios para dedicarnos a visitar los distintos lugares de interés, ya sean, patrimoniales, culturales, gastronómicos, religiosos, etc. Así, es de obligada visita el ir a conocer la iglesia de San Esteban, la capilla de San Pedro Mártir, su Rollo Jurisdiccional, la Plaza Mayor con la casa consistorial (siglo XVIII), el Pilón de piedra con sus dos caños y el parque Cuatro Caminos. Salimos, por las piscinas del río y el parque La Chocolatería, zona ideal con mesas, agua y buena sombra para realizar un ten-ten pie o lo que apetezca. Cruzamos por un bello puente el arroyo de la garganta Juarina para tomar un bonito firme empedrado que va subiendo, – cuidado, sin agobiarse-, por un bello paisaje de olivares que va desembocar a la carretera local de San Esteban a Villarejo. Situados en este punto, cruzamos el río y a la derecha cogemos un camino de tierra que nos lleva a un arroyo que  cruzamos por un puente de piedra y siguiendo el camino empedrado hacia arriba llegamos a las afueras de Villarejo. Marcharemos por la calle Mayor hasta llegar a una bella plaza donde se encuentra la iglesia de la localidad (San Bartolomé Apóstol). Final de este tramo.

Enfilaremos por la extensa calle Ntra. Sra. de Gracia que nos lleva hasta la ermita del mismo nombre (Patrona de Villarejo). Aquí en su fachada veremos un panel que describe el tramo que  lleva a Cuevas del Valle. Subiremos, flanqueando por unos muros de piedra, por una calleja  bastante empinada. Al llegar a la mitad de esta nos podemos desviar a un mirador llamado “mesita del calvario” donde predomina una buena panorámica de todo el Barranco. 

Seguimos andando por el camino de tierra, todo recto, hasta llegar a dos caminos. Ojo, tomamos el de la derecha que desciende hasta llegar a otro cementado, siguiéndolo a la derecha, en sentido ascendente hasta llegar, por la parte más baja, desembocando por la carretera N-502 a Cuevas del Valle (538 habitantes). Pues justo enfrente, cruzando la carretera se divisa, enfrente, otro panel que describe el tramo andado. En ese mismo lugar tomando un estrecho camino llegamos a la calle Real. Situémonos, si cogemos esta misma calle, a la derecha,  nos vamos al centro del pueblo donde podemos ver los soportales, la plaza de toros cuadrada, el río, la plaza del  Puente con la iglesia de la Natividad (siglo XV)  y volver por la calle del Ayuntamiento viejo, la Plaza Vieja y de nuevo, la calle Real hasta el cementerio donde se halla el panel de inicio del tramo final a Mombeltrán.

pastedGraphic_2.png

Calle Real (Cuevas del Valle).

Volvemos por la calle Real hasta llegar a la fuente de San Sebastián, frente al cementerio, punto de inicio con dirección a Mombeltrán. Bajamos casi hasta encontrarnos con la N-502, pues giramos a la derecha, siguiendo un camino cementado, justo al comienzo en la parte superior de la baliza indicadora (amarilla y blanca) se encuentra un cartel donde dice: “S. 5 VILLAS”. No descuidar, que existe otra roja y blanca, del GR que va siguiendo el cordel, al lado de la carretera nacional. Esta no la cogemos. Ascendiendo, -tomarlo con calma-, por el camino cementado llegaremos a un camino ancho de tierra que va surcando por zona de castaños, pinar y olivar. Solamente hay una parte que se estrecha, por una vereda, pero que sin perderse nos lleva, otra vez, al camino cementado. 

pastedGraphic_3.png

Viñedos, olivares y el Torozo al fondo.

Cercano existe un punto que girando, de izquierda a derecha, nos deja visionar la Centenera, termino de El Arenal, El Torozo hasta finalizar en el Barranco en toda su extensión. Tendremos que tener en cuenta que a partir de este momento todo es descenso y a habrá que estar muy atentos por donde pisamos. Llegaremos a una urbanización, bordeándola, salimos a la carretera local que une  Mombeltrán con El Arenal. Enfrente, no muy lejos, tomaremos la bajada que pasando por los depósitos del agua nos llevará a dar con la calle Elena Ruperte  y a  la N – 502. Justo enfrente, a la derecha, se divisa la bajada a la Plaza del Ayuntamiento. La dejamos a un lado y siguiendo por debajo de un arco donde se encuentra el Hogar de la Tercera Edad, llegaremos a la Plaza de la Corredera, final del tramo y de la senda. Conclusión final, decir que no es dura la senda (17 km) y el tiempo que nos lleva, depende del que se invierta en cada visita a los cinco municipios. Lo normal es entre 5 ó 6 horas. El trazado es bueno, sin grandes desniveles. Recomendamos y lo decíamos al principio de la narración, hacerlo desde  Mombeltrán en sentido contrario a las agujas del reloj, por ser más suave, sobre todo el último tramo que es más extenso y,  nada más queda animar a todos a realizarla. Una gozada. ¡Saludos senderistas ¡

           

*Descripción de la senda publicada en la revista cultural La Risquera de El Hornillo. Año 2017.